top of page
Buscar
  • Foto del escritorNatalia Boffi

Qi Gong vs. Tai Chi

Cuando mencionas el Qi Gong a alguien que no está muy familiarizado con él, a veces escuchas la respuesta: "Oh Qi Gong, ¿no es eso algo parecido al Tai Chi?" La conversación continúa y surge otra pregunta: "Entonces, ¿cuál es la diferencia entre Qi Gong y Tai Chi?"

Como practicante regular de Qi Gong, me hacen esta pregunta todo el tiempo. Por eso, leí esta interesante publicación en el blog de Holden donde se discuten las similitudes y diferencias entre las dos prácticas.

Esta publicación del blog también es un excelente recurso si estás tratando de decidir qué práctica seguir.


Orígenes y Evolución

El Qi Gong se originó en China hace entre 3000 y 5000 años y fue practicado por los sabios taoístas por una variedad de razones. En esencia, los practicantes de Qi Gong buscaban trabajar con su energía vital interna. A menudo, su intención era cultivar vitalidad física o claridad espiritual.

Los tres tipos más comunes de Qi Gong son el Qi Gong médico, el Qi Gong espiritual y el Qi Gong marcial. Sin embargo, con tantas maneras de cultivar y aplicar el Qi interno, hay más de 3000 formas diferentes de practicar.

El Tai Chi, por otro lado, se originó a partir del Qi Gong hace solo unos 800 años. Todavía se basa en la misma comprensión del "Qi" y opera con principios similares. Por lo tanto, muchas de las prácticas de Qi Gong y Tai Chi se asemejan en forma. Ambas trabajan con la energía interna del cuerpo a través de varias prácticas de movimientos y meditación. Dado que la conciencia del cuerpo físico es un elemento esencial para la cultivación, las prácticas de movimiento son a menudo lentas y conscientes. La mente y el cuerpo trabajan juntos en cada una para beneficiar el todo. Esto es lo que comúnmente causa confusión para las personas que no están familiarizadas con una o ambas.

En ambas prácticas, buscas aumentar la energía, profundizar la relajación y encontrar tu estado de flujo. Las diferencias entre las dos radican en la intención de tu práctica y en cómo buscas aplicar la energía y el estado de flujo que cultivas.


Diferencias en la Especificidad

Como se mencionó anteriormente, el Qi Gong se practica por una amplia variedad de razones, mientras que el Tai Chi es mucho más específico. En lugar de ofrecer 3000 tipos diferentes de prácticas, el Tai Chi se compone de solo cinco o seis estilos diferentes. Todos los estilos de Tai Chi caen bajo la categoría "marcial" del Qi Gong. Debido a su especificidad, el Tai Chi puede considerarse una práctica más contenida y bien definida.

Tradicionalmente, las personas practicaban Tai Chi como parte de un entrenamiento de artes marciales. Sin embargo, también se aprende comúnmente con la intención de aliviar el estrés mientras se cultiva energía y buena salud. Una de las cosas maravillosas del Tai Chi es que, mientras practiques basado en los principios fundamentales, obtendrás beneficios meditativos, marciales y médicos.


Diferencias en el Aprendizaje

En casi todos los casos, el Qi Gong es una práctica más fácil de aprender. Con movimientos más simples y repetitivos, un practicante novato puede memorizar una nueva rutina bastante rápido. Esto hace que el Qi Gong sea más accesible para las personas que no tienen mucho tiempo para dedicar a un entrenamiento y práctica extensivos. Por otro lado, en el Tai Chi practicas un conjunto de movimientos más largo, más complejo y con menos repetición. En muchos casos, puede tomar hasta seis meses o un año memorizar una secuencia completa que luego puedes practicar por tu cuenta. Esto también significa que puede tomar mucho más tiempo empezar a experimentar los beneficios positivos del Tai Chi.

Obviamente, el Qi Gong es muy diferente. Cualquiera que haya asistido a una de las clases de Nati sabe que solo toma unos minutos caer en un estado profundo de relajación y tener una experiencia de Qi. Aunque el Tai Chi requiere considerablemente más esfuerzo para aprender, el esfuerzo no está exento de ventajas. Como arte marcial, el Tai Chi constantemente te requiere enfocarte en la alineación postural y la mecánica corporal en un grado muy alto. Esto crea un proceso de refinamiento constante de tu alineación y postura de una manera altamente eficiente. El nivel de disciplina y práctica constante se traslada a muchos aspectos de la vida y ayuda a cultivar fuerza, equilibrio y resiliencia de manera holística. Beneficios similares se pueden experimentar con el Qi Gong, pero solo con prácticas específicas y la disciplina adecuada. Dado que el Qi Gong es una práctica mucho más amplia y accesible, la mayoría de los practicantes no se adentran en un aspecto específico con el mismo enfoque y dirección que muchos estudiantes de Tai Chi.

Los practicantes de Qi Gong a menudo prefieren hacer buen uso de la amplia versatilidad de la práctica y probar rutinas que reflejan una variedad de intenciones.


Eligiendo por Ti Mismo

Todas estas diferencias hacen que cada práctica sea una elección sabia para la persona adecuada. Alguien que esté interesado en sumergirse en un camino más específico y riguroso puede elegir seguir el Tai Chi por los beneficios de la salud o marciales.

Alguien que quiera una práctica más accesible que tenga una mayor amplitud de oportunidades puede preferir el Qi Gong. Y, por supuesto, algunos pueden sentir que ambas tienen un lugar significativo en su vida, y eso también está bien. Como todas las decisiones, el camino correcto para ti depende completamente de ti mismo y de tu situación.

¿Qué estás buscando? ¿Cuáles son tus valores para tu práctica? ¿Cuánto tiempo y energía tienes para dedicar a una práctica? ¿Quieres profundizar en una práctica contenida o ser expansivo en muchas? También puede ser el caso de que una práctica sea adecuada en una etapa de tu vida, y otra te sirva mejor en la siguiente etapa. Hay muchos factores que contribuyen a encontrar el camino correcto para ti aquí y ahora. Cualquiera que sea la práctica que más te atraiga, puedes sentirte genial sabiendo que estás en el camino de cultivar tus mayores dones y convertirte en tu mejor versión.

Siéntete libre de compartir esta publicación del blog con amigos o familiares. Si encontraste que te ayudó a entender mejor el Qi Gong y el Tai Chi, entonces otros también lo harán. Siempre se siente bien empoderar a aquellos que te importan, y mi esperanza es que artículos como este puedan contribuir a tu sabiduría y felicidad.

4 visualizaciones2 comentarios

2 Comments


Sandra Boffi
Sandra Boffi
Jul 09

Esclarecedor!! Gracias,gracias,gracias 🙏🏽🙌🏼

Like
Guest
Jul 09
Replying to

Gracias 😘

Like
bottom of page